DICCIONARIO DE MITOS Y LEYENDAS

Creencias populares y santos milagrosos

  ALMAS MILAGROSAS, SANTOS POPULARES Y OTRAS DEVOCIONES

Gauchos Santos

Introducción

La Argentina posee una gran cantidad de héroes populares que reúnen las características de los justicieros, de los "Robin Hood", de vengadores de los humildes. Estos bandoleros románticos encarnan la figura del rebelde social que se diferencia del simple delincuente porque su acción va dirigida predominantemente contra los poderosos, simbolizando la lucha contra la opresión y la injusticia.

El área de acción de estos bandoleros, representados con la figura del gaucho, se desarrolló en zonas fronterizas, hacia donde era factible huir y esconderse: los esteros del Iberá en Corrientes, los montes chaqueños o tucumanos, las serranías cuyanas y el "desierto" pampeano. Estos gauchos tienen características similares, con matices regionales y algunas diferencias de personalidad.

Para la autoridad constituida se trataba de criminales (ladrones y asesinos) responsables de toda clase de delitos. Siempre marginados, eternos fugitivos, solían ser víctimas de la venganza de sus enemigos políticos. Los campesinos, por miedo o solidaridad, los ayudaban, protegían o veneraban. Muertos por "la partida" policial, generalmente a causa de una traición, a su fama se le suma los padecimientos en el momento de una muerte injusta.

El gaucho adquiere así la imagen de quien lucha contra el orden imperante, se transforma en un portavoz de los campesinos y peones desprotegidos, a merced de las arbitrariedades de los poderosos. Anécdotas, sucesos conmovedores, relatos y hechos novelados son contados en torno a los fogones, cimentando de esta manera la leyenda en donde el bandido termina siempre con una imagen inmaculada. La tradición oral corrige la versión de los delitos cometidos, y sobrevaloran, ensalzándolas, las actitudes de ayuda, protección y solidaridad para con los humildes, y hasta se llegan a justificar los crímenes, incluyendo el asesinato, como hechos inevitables.

De esta forma, se van evidenciando los signos que tienden a transformar a estos bandidos en héroes, vengadores de una injusticia social. El héroe va creciendo, se va haciendo imbatible y solo cae finalmente cuando es traicionado. El personaje que se idealiza, primero defensor y luego benefactor de los humildes, termina santificado por la religiosidad popular.

Características comunes

Los santos gauchos presentan una serie de elementos similares, entre ellos enumeraremos:

  • Son miembros de los mismos grupos que los veneran, es decir, campesinos, desposeídos y sometidos a situaciones de injusticia.
  • Participan, por lo tanto, de la misma cultura que el pueblo que los canonizó.
  • Sus vidas se desarrollan al margen de la ley y de la autoridad constituida, la que es resistida pasiva y sordamente por la comunidad, y activamente por ellos.
  • Tienen vínculos con la comunidad que los protegen y a la cual ayudan.
  • Sus muertes ocurren en circunstancias trágicas o extraordinarias a manos de la autoridad. La "partida" o sea la policía es el elemento más cercano a los grupos campesinos a través del cual identifican a todo el peso de la ley y el estado que los oprime.
  • Fueron ultimados en estado de inocencia o alevosamente asesinados sin causa o por convicciones partidarias aunque la mayoría de ellos tuvieron una actuación política muy ambigua.

Según el historiador Hobsbawn (1976), lo esencial del bandolerismo como agitación campesina o movimiento primitivo de rebeldía, es que se trata de campesinos fuera de la ley, a los que el Señor y el Estado consideran criminales, pero que permanecen dentro de la sociedad campesina y son considerados por su gente como héroes, paladines, vengadores, luchadores por la justicia, a veces incluso líderes de la liberación, y en cualquier caso como personas a las que hay que admirar, ayudar y apoyar.

El jornalero o campesino que pasa al bandolerismo, por necesidad de dinero, por huir de las levas o por ser preso fugado, puede ser también sensible a las aspiraciones del mundo campesino de acabar con las injusticias. Es decir, no debe haber gran diferencia entre el campesino oprimido que se hace bandolero (delincuente) el campesino que se hace rebelde o revolucionario, y el bandolero que se hace revolucionario

Ejemplos Destacados:

 

 

Extraido del cdrom "ALMAS MILAGROSAS, SANTOS POPULARES Y OTRAS DEVOCIONES" por María de Hoyos y Laura Migale, Edición NAyA

Compartir en Facebook

Fuente:
Diccionario de Mitos y Leyendas - Equipo NAyAEl Diccionario de Mitos y Leyendas es una producción del Equipo NAyA http://www.equiponaya.com.ar/  

URL: http://www.cuco.com.ar/
INTEGRANTE DE LA RED NAyA de sitios de ANTROPOLOGIA y ARQUEOLOGIA
Última modificación de esta página 5-11-2016 .

http://www.cuco.com.ar/