DICCIONARIO DE MITOS Y LEYENDAS

Creencias populares y santos milagrosos

 SAN PEDRO

Los Santos cristianos en America colonial: SAN PEDRO

Los santos más festejados por el pueblo incluyeron los de origen neotestamentario como San Juan Bautista, Santa Ana, San Pedro, San Dimas; los de tradición medieval como San Sebastián, San Isidro Labrador, San Roque, San Nicolás Tolentino, San Francisco de Asís, Santa Clara de Asís, San Antonio de Padua, San Cayetano; y, por último, los provenientes de la expansión colonial del cristianismo europeo como el africano San Benito de Palermo, y otros precisamente suramericanos como la joven laica Santa Rosa de Lima, el campesino extremeño San Juan Macías, o el mulato San Martín de Porres. El cuadro se completó además con santos populares no canonizados.

san pedro
Estampita de San Pedro

Fiestas Populares

Examinemos en particular el carácter y las razones de la fervorosa devoción popular a estos Santos.

El calendario festivo popular tiene un punto de partida regocijado con la celebración conjunta en el mes de junio de los bienaventurados del Nuevo Testamento San Juan Bautista y San Pedro (...)

Con respecto a San Pedro, el pueblo se desentendió de la inalcanzable imagen clerical y pontifical del barroco "Príncipe de los Apóstoles". El cristianismo popular destacó su rotunda y sencilla humanidad, con su calvicie, su oficio de pescador, y su buen humor dispuesto a celebrar la alegría del Paraíso. Así el cielo que rodeó a San Pedro estuvo lleno de deleites sensibles:

En la puerta del cielo
está San Pedro,
con un plato de arrope,
sopando el dedo.
(Horacio Jorge BECCO, Cancionero tradicional argentino, Buenos Aires 1960, 278).

Arriba del cielo
mataron conejo,
San Pedro lo supo,
compró vino añejo.
(Cancionero folklórico de México. Coplas varias y varias canciones, El Colegio de
México, vol. 4, México 1982, 60).

Estaba San Pedro
sentado en el sol,
con el calzón roto
de fuera un coyol.

Pasaron las monjas
y le preguntaron:
-¿Qué es eso, San Pedro?
¿Qué es eso, Señor?

Esta es la bolsita
de mis municiones,
esta es la escopeta
con que tiro yo.
(Ernesto MEJÍA SÁNCHEZ, Romances y corridos nicaragüenses, México 1946, 95).

En la puerta del cielo
llega un riojano
y le dice a San Pedro:
¿Qué hace paisano?

Y San Pedro le dice:
¿Qué andás haciendo?
-Traigo un barril de vino
P´al Padre Eterno.
(Juan Alfonso CARRIZO, Cancionero popular de La Rioja, Buenos Aires 1942, III, 430).

San Pedro como era calvo
lo picaban los mosquitos
y su madre le decía:
ponte el gorro, Peruchito...

Si San Pedro se muriera
todo el mundo lo llorara,
por lo menos las mujeres
los cabellos se arrancaran.

Baila, baila, ya San Pedro
como bien sabes bailar,
baila, baila ya San Pedro
y no dejes de bailar.
(Luis A. DOMÍNGUEZ, Adolfo SALAZAR, Fiestas y danzas tradicionales de Venezuela,
Caracas 1968, 162, 166-167).

En Colombia San Pedro tuvo la fama de ser el mejor marimbero. "No había duda de que con el instrumento [la marimba],..., se hacían fiestas en el cielo y que San Pedro pasaba eternidades tocándolo." (Nina S. DE FRIEDEMANN, Criele criele son. Del Pacífico negro. Arte, religión y cultura en el litoral Pacífico, Bogotá 1989, 156, 173). En San Pedro de Jongovito, Nariño, Colombia, la fiesta de San Pedro se celebra con todo tipo de figuras de pan (las "guaguas de pan") (Carlos SÁNCHEZ, Eliza MEJÍA, Santificad las fiestas, Colombia 1998, 33-40).

En Chile en el siglo XVIII el pueblo mestizo forjó la imagen de un San Pedro a su imagen y semejanza, que no dejaba pasar fácilmente al cielo a los racistas aristócratas blancos. Sin embargo, el que moría en su día se iba directamente al cielo porque San Pedro se emborrachaba y descuidaba su oficio de portero divino (Oreste PLATH, Folklore chileno, Santiago 1962, 332-334; Teresa PHILIPPI, Procesiones y peregrinaciones en Chile, memoria Universidad Católica de Chile, Santiago 1980, 141).

Si el Santo se emborrachaba el pueblo devoto hizo lo mismo. Como se aprecia en esta copla de Ecuador:

A mi lindo San Pedrito
un mes le debo tener,
con chichita y aguardiente
le debemos mantener.
(Juan C. ESPINOSA comp., Tradición oral. Fiesta del sol. Canto y campanilla, Cayambe, Ecuador, 1992, núm. 187).

Por supuesto el Santo fue festejado preferentemente por los pescadores de América del Sur. Según el recuerdo del Perú hecho por Luis Alberto Sánchez en 1963: "Se empavesaba la mejor lancha del pueblo para que, desde ella, una imagen del Apóstol,..., bendijera la pesca del año. La banda de músicos -tambor, corneta, flauta y platillos- recibía luego al Santo Patrono,... San Pedro sonreía desde sus andas al todavía palpitante pescado que los devotos pusieran en su diestra de palo."
(Cit. en Estuardo NÚÑEZ, Antología de viajeros. Textos fundamentales sobre
realidadesperuanas, Lima 1994, 157)

Extracto del trabajo de Maximiliano Salinas Campos. "Arriba del cielo / está una sandía, / que está rebanándola / Santa Lucía": los Santos y Santas de Iberoamérica más allá del 'Imperio Cristiano'
Departamento de Historia Universidad de Santiago de Chile.
Ponencia presentada en las X Jornadas sobre Alternativas Religiosas en Latinoamérica, 3 al 6 de octubre de 2000

Compartir en Facebook

Fuente:
Diccionario de Mitos y Leyendas - Equipo NAyAEl Diccionario de Mitos y Leyendas es una producción del Equipo NAyA http://www.equiponaya.com.ar/  

URL: http://www.cuco.com.ar/
INTEGRANTE DE LA RED NAyA de sitios de ANTROPOLOGIA y ARQUEOLOGIA
Última modificación de esta página 5-11-2016 .

http://www.cuco.com.ar/